¿Sabías que la vela representa al ser humano? La cera  con la que está conformada hace alusión a nuestro cuerpo físico. Mientras que la mecha a la mente y la llama al espíritu. Por ello, debemos tener en cuenta el objetivo por la cual se prende una vela. Lo más importante es saber usarlas de acuerdo a la necesidad de cada persona. Incluso, poder dedicársela a algún arcángel para hacer tu petición más efectiva.

Arcángeles y sus velas

Cada día de la semana tiene un color de vela diferente y un arcángel al que podemos pedir, si así lo deseáramos.

DomingoArcángel Miguel. Vela azul cristal, de la fuerza y el poder y protección divina.

LunesArcángel Jofiel. Vela amarilla o dorada, de la sabiduría e iluminación.

MartesArcángel Chamuel. Vela rosada, del puro amor divino, la adoración y la economía cósmica.

MiércolesArcángel Gabriel. Vela blanca, de la pureza, la resurrección, la ascensión.

JuevesArcángel Rafael. Vela verde, de la verdad, la curación, la concentración y la consagración.

ViernesArcángel Uriel. Vela roja, de la paz, la gracia, la provisión y la ministración.

SábadoArcángel Sadquiel. Vela violeta, del perdón, liberación, la transmutación, la misericordia.

Origen de las velas en cultos religiosos

Desde tiempos muy remotos el encender una vela se ha impregnado de un significado positivo. Además de que denotaba una acción para demostar respeto hacia las personas de gran jerarquía. La relación con el cristianismo tiene que ver con  las celebraciones ocultas que se hacían con los primeros fieles. Reuniones que se efectuaban en lugares oscuros y subterráneos, por lo que el uso de antorchas para iluminarse era más que necesario. Esta costumbre se trasladó hacia los primeros altares. No sólo para iluminar sino para también mostrar respeto y rendir culto. Hasta hoy en día, las velas son parte fundamental de los recintos religiosos y cuando se quiere colocar una ofrenda a algún ángel o imágen religiosa.

Recomendaciones para rituales con velas

Cuando encendamos una vela, debemos hacerlo cuidando de que sea un lugar en donde no le dé aire o cambios de corriente, porque podría variar el mensaje que se desea ver en ella.

Cuando encendemos velas a modo de ritual deberá hacerse en número de a dos y colocar un vaso o copa con agua cerca a las velas. Encender dos velas con fe, una blanca del lado derecho  y la otra del color elegido del lado izquierdo, para dar equilibrio a la petición y que nos responda lo que estamos pidiendo de acuerdo a como se manifieste la mecha.

Para interpretar la llama, forma y lágrimas de la vela te recomedamos leer: El secreto que esconden las velas

PAGAR CONSULTA
¿Quieres una consulta privada?