¿Se te ha escapado una gran oportunidad?

Todos hemos pasado por algo similar, cuando a pesar de nuestra preparación no logramos establecer la credibilidad y la confianza que esperábamos. Esto sucede porque nuestro cuerpo habla y no sabe mentir. Él comunica nuestras emociones inconscientemente contradiciendo muchas veces nuestras palabras. Eso se llama el lenguaje corporal.

Ahora, ¿de qué depende nuestro lenguaje corporal?

– De tu carácter

– Si eres introvertido o extrovertido

– Del sexo (hombres y mujeres se mueven de manera distinta)

– Del entorno

– De tus hábitos

– De tu anatomía

Veamos algunos ejemplos:

Si cuando saludas no haces contacto visual con tu interlocutor sin palabras habrá enviado el mensaje “No estoy seguro de lo que soy”. Un volumen de voz bajo comunica: “Mis ideas no son tan valiosas como para escucharse”. Si aunado a lo anterior nuestra postura también enfatiza nuestra inseguridad mostrando unos hombros caídos y unos pies muy juntos será muy difícil, por más palabras que digamos, lograr comunicar confianza y credibilidad.

La próxima vez que desees convencer a alguien sobre tus ideas o capacidades procura evitar incongruencias de tus palabras y lenguaje corporal. Sigue estos útiles consejos:

– Mantén contacto visual con tu interlocutor

– Asegúrate de no bajar la mirada, pues es signo de inseguridad.

– No te muerdas o chupes tus labios mientras hablas, pues es signo de timidez.

– Evita una postura de pie con las piernas demasiado juntas, prefiere separarlas un poco.

– Evita tener las manos en los bolsillos (falda o pantalón), ya que comunica una fuerte inseguridad.

– Mientras hables no te toques la nariz o tapes tu boca, parecerá que no estás seguro o que ocultas algo.

– Evita tocar tus prendas principalmente en la vestimenta del tronco, como arreglar tu corbata mientras hablas o tocar las solapas de tu saco, etc. Es otra señal de inseguridad.

– Mantén un volumen de voz adecuado y acorde con tus palabras, enfatizando aquellas de importancia.

– No te cruces de brazos o estarás provocando una barrera de comunicación.

– Nunca olvides sonreír. La sonrisa es el signo no verbal más poderoso para comunicar confianza y credibilidad.
Espero que estos pequeños consejos te ayuden a mejorar tu comunicación y credibilidad.

PAGAR CONSULTA
¿Quieres una consulta privada?